¿Cómo afrontar el despido?

¿Cómo afrontar el despido?

La pandemia provocada por el coronavirus ha terminado por convertir sus consecuencias económicas en la semilla de diversos problemas psicológicos. El despido de un puesto de trabajo y un incierto futuro económico pueden provocar alteraciones en la estabilidad mental que podrán ser superadas de la forma que ahora describimos.

Recomendaciones para adaptarse a una nueva situación laboral

Antes de comenzar a explicarlas, hemos de recordar que la situación que hemos vivido todos ha sido totalmente inesperada y son miles las personas que están pasando por la misma situación. Es decir, si uno ha perdido su puesto de trabajo no ha sido por su culpa, sino por una causa de fuerza mayor. Sería aconsejable, por tanto, que se pusieran en práctica los siguientes consejos.

Buscar trabajo

Puede parecer obvio, pero lamentarse de lo sucedido también se puede hacer tras ir a buscar un nuevo empleo. Constituyen opciones adecuadas valorar la experiencia adquirida, reciclarse a través de la formación en aspectos relacionados con la profesión o, directamente, convertirse en emprendedor para abrir ese negocio por el que siempre se soñó. Mantener la actividad contribuye a sentirse activo.

Descubrir el talento

Tras varios años en el mismo puesto de trabajo, es lógico deducir cuáles son los puntos fuertes y en qué sectores gustaría desarrollar la carrera profesional. Quizá lo que uno saber hacer es justo lo que necesita una empresa que busca empleados. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de reescribir el currículo y centrarse en potenciar los aspectos más positivos.

La importancia de los contactos

Si uno ha sido despedido, junto a otros compañeros de la empresa, ¿por qué no valora la idea de unirse para crear un nuevo negocio o aprovechar la red de contactos de todos para encontrar un nuevo puesto de trabajo? Lo mismo sucede con las redes sociales. Hay opciones para profesionales que facilitan que las empresas entren en contacto directo con los candidatos. Una vez más, la actividad es la mejor alternativa para encontrar la oportunidad de volver a trabajar.

Tomarse unas semanas para recapacitar

Dependerá de la situación económica, pero ser despedido supone el inicio de una nueva etapa. Son sugerencias oportunas parar, meditar sobre qué se quiere hacer con el resto de la vida y dirigir los pasos hacia sus nuevas metas. El diseño de un plan realista supone siempre una alternativa perfecta para ir superando etapas progresivamente hasta llegar al objetivo final.

La motivación como motor de la vida

Las ganas de encontrar un nuevo puesto de trabajo han de servir como combustible para que la nueva etapa sea mucho más fructífera. Todo sea por conseguir que la energía siga siendo el motor de la vida.

Controlar los pensamientos

Es habitual sentirse apartado o excluido , pero no hay por qué caer en una depresión o experimentar ansiedad. Hay que adaptarse, poco a poco, a una nueva realidad; y, sobre todo, considerar que quizá se tenga la oportunidad que se necesitaba para convertir la vida laboral en algo totalmente distinto.

Solicitar ayuda profesional

Es importante que se tenga en cuenta que un profesional de la psicología ofrecerá pautas diversas para que uno pueda superar cualquier bache emocional. Es el caso de nuestros psicólogos de Pinto. Nuestro gabinete se encargará de ayudar, en todo lo posible, para que se consiga salir adelante.

Es posible que un despido sea motivo de tristeza o desesperanza, pero, cambiando el punto de vista y considerándolo el inicio de una renovación, seguro que se consigue el loable objetivo de volver al mercado laboral. Estamos a disposición de quien se encuentre en esta situación para ayudarle a alcanzar sus metas en el menor tiempo posible.

 

Familias desestructuradas

Familias desestructuradas

La sociedad actual condiciona los modelos de familia actuales, tanto a nivel de relaciones entre los padres como de las problemáticas que los adultos afrontan en su día a día y que condicionan su relación con los hijos. Hacemos especial hincapié en la situación de pandemia nada agradable en la que nos encontramos, COVID-19. Esta situación puede influir negativamente en las personas, y hacer que acaben necesitando ayuda profesional para salir adelante. Así, las familias desestructuradas pueden encontrar una solución efectiva a sus problemas con los servicios de especialistas en psicología en Pinto .

Causas de las familias desestructuradas

El contexto social en que vivimos hace que muchos padres pasen por situaciones complicadas a nivel personal y económico, que repercuten en algunas actitudes que pueden acabar desembocando en el desarrollo de una familia desestructurada.

Cuando uno de los miembros de la familia cae en las adicciones , olvida sus responsabilidades hacia sus personas queridas. De esta manera, pierde el foco de sus relaciones y se olvida incluso del amor a sus hijos.

Algunas personas también pueden desarrollar comportamientos autoritarios o violentos como una manera de canalizar sus frustraciones o problemas. Un adulto controlador o agresivo puede acabar creando problemas muy graves en el seno de la familia.

Finalmente, tampoco podemos olvidarnos de los problemas financieros como una de las causas para la desestructuración familiar. No poder satisfacer las necesidades básicas puede ser un detonante para la distorsión de la convivencia.

Consecuencias de las familias desestructuradas y ayuda psicológica

Los niños que viven en una familia con estas características pueden quedar marcados para siempre, especialmente si no saben reconocer los problemas de la situación en que viven y la aceptan como normal.

Esto puede acabar originando traumas psicológicos que lleguen a durar toda la vida, con patologías como la ansiedad o la depresión. En consecuencia, se pueden ver afectadas sus relaciones interpersonales a lo largo de toda su vida. La timidez, el miedo a abrirse con otras personas, el aislamiento o la ira son algunas de las actitudes más habituales que podemos detectar en personas que han pasado por la experiencia de vivir en un ambiente familiar desestructurado.

Superar las consecuencias de vivir la infancia en una familia que muestra síntomas de desestructuración y actitudes negativas ante el día a día es muy complicado si no se cuenta con la ayuda profesional adecuada para asumir todo lo sucedido y aprender a seguir adelante sin los traumas generados por el ambiente tóxico vivido.

El primer paso a realizar es curar las viejas heridas, para entender que esas pautas vividas no son las adecuadas para seguir aplicándolas en una vida normal y emocionalmente saludable.

Contar con el apoyo de los profesionales de la psicología en Pinto es un requisito indispensable para que un niño que ha crecido en el ambiente lleno de negatividad y toxicidad que representa una familia violenta, con drogadicciones u otros problemas parecidos. Como profesionales, sabemos ofrecer a las personas afectadas las estrategias y recursos necesarios para que puedan seguir adelante, sintiéndose a gusto consigo mismos y teniendo la absoluta capacidad de relacionarse con normalidad y tomar sus propias decisiones, sin condicionamientos basados en hechos antiguos.

Las familias desestructuradas son una realidad cada vez más habitual en nuestra sociedad actual. Los estrictos condicionamientos sociales, laborales y económicos con los que tenemos que lidiar día a día en nuestra vida cotidiana hacen que muchos adultos acaben cayendo en conductas negativas y tóxicas, que afectan al cumplimiento de sus responsabilidades paternas o maternas. Esta situación afecta negativamente a los vínculos familiares y puede acabar dañando psicológicamente a los niños. Contar con la ayuda psicológica profesional necesaria es indispensable para poder asumir los traumas generados y poder relacionarse de manera sana y sin condicionantes.

Combate la ansiedad. COVID-19

Combate la ansiedad. COVID-19

¿Cómo se combate la ansiedad que generan las diversas consecuencias de la COVID19? Esta es, sin duda, una de las preguntas que se formula buena parte de la población ante la incertidumbre que provoca el no saber qué va a suceder y cómo afectará a la economía.

¿Qué provoca la ansiedad en los tiempos de la COVID-19?

Los factores que entran en juego son múltiples y todos están totalmente justificados. Podrían resumirse en el siguiente listado:

  • El confinamiento . Pasar tres meses sin poder tener una vida normal y pensar que esta situación puede repetirse genera una lógica inquietud que nos lleva a estar siempre atentos a las últimas noticias y a las posibles previsiones.
  • La crisis sanitaria. El paciente piensa que ha podido tener suerte y que no se ha contagiado, pero ¿qué sucedería si se contagiara? El temor a la complicación de su estado de salud, o a la muerte, no deja de provocar una importante incapacidad de cara a pensar en planes de futuro a largo plazo.
  • La pandemia. Hacía un siglo que no se vivía algo semejante y la situación es novedosa para todos los implicados. El ignorar cuál iba a ser el siguiente paso ha provocado el aumento del nerviosismo y de las dudas al respecto.
  • La crisis económica. El cierre masivo de negocios, los ERTE, la suspensión de la actividad económica, los problemas para conseguir la recuperación y un horizonte profesional nada claro inciden, directamente, en los pensamientos recurrentes que llevan al pesimismo o a la negatividad.
  • La pérdida del empleo. Genera incertidumbre, desconfianza y, dependiendo de la edad, el aumento de la ansiedad por no poder reincorporarse al mercado laboral. Igualmente, la alternativa de abrir un negocio propio también se antoja imposible al tener en cuenta los factores arriba descritos.

La psicología como solución

La ansiedad es un sentimiento que, de no tratarse, puede llegar a provocar dolencias físicas y psíquicas. Si bien es cierto que sentirla es normal en algunas situaciones, como ante una operación quirúrgica o un examen, por citar dos ejemplos, durante el confinamiento se ha observado que es la propia situación la que genera que se perpetúe en el tiempo y que el paciente ignore cómo superarla.

Es importante subrayar que la falta de terapia profesional puede convertir el antedicho sentimiento en pánico, fobias y problemas derivados. Encerrarse pensando en el futuro y someter al organismo a una intensidad continua solo conlleva la aparición de otras dolencias como las molestias digestivas, el insomnio o los dolores musculares, por citar algunos ejemplos.

Un profesional de la psicología afrontará esta situación desde un punto de vista totalmente distinto. Si bien siempre va a entender la situación concreta del paciente, no dudará a la hora de proponer alternativas, herramientas, consejos y técnicas que le ayuden a superar las barreras mentales que se han ido levantando de forma progresiva y que parecen imposibles de sortear.

Así, es más fácil exponer al detalle los problemas que provocan esa sensación continua de desamparo para convertirla en el inicio de una nueva etapa personal. Dependiendo de cada caso, el proceso puede ser más o menos duradero, pero la efectividad del reaprendizaje y del aumento de la capacidad de adaptación al nuevo panorama es indudable.

En el Centro Médico Mi Salud de Pinto ofrecemos un servicio de psicología especifica que ayuda al paciente a aprender cómo se combate la ansiedad. Contacta con nosotros para que podamos darte cita y para comenzar el proceso que termine con la superación de una etapa personal y con el comienzo de una mucho más optimista que te permita alcanzar todos tus objetivos.

Psicología en pinto contra la ansiedad

Psicología en pinto contra la ansiedad

La ansiedad es un estado de amenaza y peligro que persiste por motivos reales o ficticios que pueden tratarse mediante psicología en Pinto. Generalmente, los especialistas están de acuerdo en que se trata de trastornos más irracionales que realistas. Sin embargo, hay factores que pueden incrementar la posibilidad de aparición de ansiedad.

Ansiedad y psicología en Pinto hoy en día

Las personas nos sentimos indefensas y vulnerables ante situaciones que vamos desarrollando a nivel mental, más allá de la esfera que pueden tener en la vida real. Estas amenazas suelen estar relacionadas con cuestiones que afectan a los pilares fundamentales de nuestra vida, que suelen ser los estudios, el trabajo, la familia y el amor. Esta situación se ha visto alterada drásticamente durante la presente pandemia de la COVID19.

Se trata de un cambio en el paradigma que ha provocado más estímulos susceptibles de generar ansiedad. La situación económica ha acelerado los miedos que muchas personas tenían sobre la estabilidad, sobre el futuro y sobre sus familias. A menudo podemos caer en pensar que las situaciones que cambian alteran los planes que teníamos y que nos daban tranquilidad. Sin embargo, a menudo las consecuencias de estos cambios no llegan ni a rozar los planteamientos que teníamos. Otras veces tenemos que utilizar este miedo para transformar nuestras expectativas anteriores en ideas más realistas y acordes con la nueva situación. Solo de esta manera evitaremos estar anclados en el pasado o en un futuro hipotético.

En cuanto al resto de aspectos, la meditación y técnicas de mindfullness son útiles según algunos expertos para mantener la calma en el día a día. Este tema no es secundario, ya que vivimos en un mundo que cambia y muta cifras a diario. No podemos escapar de la realidad y de sus vaivenes, pero sí podemos dedicar un tiempo a informarnos y otro a relajarnos.

¿Cómo se afrontan entonces los miedos sin sufrir ansiedad?

La terapia o tratamiento dependerá de la opinión del especialista, pero a menudo hay una serie de pasos que se repiten en las terapias. La primera parte consiste en que la ansiedad es una reacción del cuerpo ante un miedo, es decir, se materializa de manera física. A pesar de que podemos paliar sus efectos de manera física eliminando o medicando sus síntomas, lo ideal es que cambiemos nuestra actitud respecto a estos miedos.

Cuando el pensamiento en nuestra cabeza se vuelve tóxico, debemos combatirlo con racionalidad. A menudo, cuando las ideas que tiranizan nuestra cabeza chocan contra un hecho o un dato empírico, se desvanecen. Tenemos que tener diálogos constructivos y positivos dentro de nosotros mismos. De lo contrario, nos dejaremos arrastrar por la corriente de noticias negativas e incertidumbre que nos asola en estos días.

Afrontar los miedos

Los miedos a veces no solo no van a irse, sino que van a ir mutando. Quizás ahora tengamos miedo de perder el trabajo y dentro de un tiempo pasemos a tener miedo de que nos reduzcan el sueldo. Los planes que hacemos sufren alteraciones y, tanto a largo como a corto plazo, los miedos pueden generar ansiedad. Una de las respuestas que solemos dar las personas de manera acertada es la aceptación. Es una especie de “resignación” controlada según los especialistas, en la que la persona asume que hay cosas que no puede cambiar y prefiere enfocarse en las que sí. De esta manera podrá obtener alguna satisfacción en algún ámbito. Esto no implica ser conformista, sino elegir bien el momento en el que afrontar cada reto y descartar afrontar cosas cuando aún no podemos.

Un experto en psicología en Pinto será de gran ayuda a personas y familias en estos tiempos que corren, para evitar casos de ansiedad grave.

¿Cómo afecta el calor a nuestros pies?

¿Cómo afecta el calor a nuestros pies?

Los pies son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo. Si en invierno el frío hace que los talones se agrieten y la piel se reseque, el calor del verano afecta de una forma distinta a estas extremidades. En este artículo, analizamos el efecto de las altas temperaturas para los pies y la importancia de contar con un podólogo.

Las temperaturas extremas, el peor enemigo de los pies

En primer término, el calor excesivo hace que sudemos más, dando lugar a la hiperhidrosis. Como consecuencia, se pueden llegar a desarrollar hongos en las uñas. En casos más extremos, puede aparecer la enfermedad conocida como pie de atleta. Por ello, la buena higiene y la transpiración serán fundamentales en todo momento.

La hinchazón es otro de los principales problemas relacionados con el verano. Esto se debe al hecho de que, con temperaturas altas, los vasos sanguíneos se dilatan y las paredes se vuelven menos elásticas. En consecuencia, podemos llegar a sufrir dolor, sobre todo en el caso de personas que usan calzado ajustado o hacen deporte.

Es primordial, igualmente, tener cuidado con la radiación solar. Los pies, como el resto del cuerpo, deben estar protegidos por crema solar (siempre con un factor adecuado a nuestro fototipo). Sin embargo, hay partes, como los empeines o la zona plantar, que son más sensibles al sol, por lo que se queman con más facilidad.

Utilizar calzado ajustado puede ser perjudicial en cualquier época del año, pero más aún durante los meses más calurosos. Al llevar este tipo de zapatos, se produce una presión constante en distintas áreas del pie, lo que da lugar a ampollas y rozaduras. En muchos casos, los calcetines también contribuyen a aumentar la fricción.

De forma indirecta, podemos atribuir también al verano el aumento de daños físicos. El empleo de calzado abierto (chanclas, sandalias, etc.) o el simple hecho de ir descalzos hace que seamos más propensos a sufrir cortes y picaduras de mosquitos, entre otros insectos.

En último lugar, la piel tiende a endurecerse . Esta circunstancia se puede ver agravada al llevar sandalias o no hidratarlos como debemos. De la misma manera, es muy común la aparición de grietas en los talones y de sequedad en el conjunto, algo que puede ser solucionado con una crema prescrita por un médico especialista.

La importancia de un especialista

Como en todas las áreas de la salud, la figura del podólogo no solo debe estar presente exclusivamente si ya presentamos una dolencia, sino también para prevenirla por medio de las revisiones pertinentes. Asimismo, esta especialidad se hace cargo del pie y el tobillo y de otras enfermedades que comienzan en esta zona y pueden afectar al resto del organismo.

Una de las principales funciones de un especialista es corregir nuestros hábitos. A menudo, llevamos a cabo prácticas que pueden ser perjudiciales para estas extremidades. Como ejemplo, el uso de un calzado muy ajustado, la mala transpiración o una higiene inadecuada pueden ser determinantes a la hora de padecer enfermedades. Así, ante cualquier indicio de infección, dolor o fractura, debemos contactar con nuestro médico para que realice los estudios necesarios y, con un tratamiento específico, evitemos que la afección empeore, perjudicando a nuestra forma de caminar y, por tanto, al resto del cuerpo.

En definitiva, el calor excesivo del verano puede ser perjudicial para todo el organismo, especialmente para nuestros pies. Contar con el apoyo de un podólogo es la mejor solución para evitar que esta estación se convierta en una fuente de afecciones y dolencias en esta parte del cuerpo. Centro Médico Mi Salud. ¡Le esperamos!

Mantente activo. Retoma el pilates

Mantente activo. Retoma el pilates

Mantente activo” es una de las frases que más se repiten las personas que quieren retomar el ejercicio y dejar a un lado la vida sedentaria con el propósito de comenzar a adquirir hábitos saludables y establecer un cambio duradero en sus vidas.

Por qué el pilates es el deporte perfecto para retomar la actividad física

Si queremos retomar la actividad física, una buena forma de lograrlo es asistiendo a clases de pilates, ya que es una disciplina que ejercita tanto el cuerpo como la mente a través de su práctica. De este modo, trabaja de forma notoria todos los músculos del cuerpo y exige un considerable trabajo de concentración y control de este.

Pero recuerda que el objetivo principal del pilates no es quemar calorías, si no reforzar la musculatura y aumentar el control, la fuerza y flexibilidad de nuestro cuerpo. Dicho esto, todo ejercicio físico conlleva un gasto calórico que nos ayuda a mantener un peso equilibrado.

Principios del pilates

El pilates se basa en 6 principios básicos con una aplicación directa a nuestras vidas cotidianas: control, concentración, precisión, fluidez, respiración y centro.

El centro hace referencia a una zona concreta de nuestro cuerpo denominada centro de fuerza y formada por los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos. La intención es que a través de su fortalecimiento se ejerciten el resto de los músculos del cuerpo, mediante movimientos suaves y lentos donde el control de la respiración es básico para la realización de los ejercicios.

Beneficios del pilates

Este deporte aporta numerosos beneficios a quienes lo practican, dado que persigue encontrar el equilibrio entre mente y cuerpo. Las ventajas que obtienen las personas que practican pilates son las que siguen:

– Ayuda a perder peso de manera sana y gradual al acelerar el metabolismo de la mano de la activación de todos los músculos del cuerpo en la realización de sus múltiples posturas.

Mejora la flexibilidad y la postura. Muchos de sus ejercicios se centran en alinear la columna y ejercitar el control de la respiración de manera pausada y bajo control.

– Es un deporte de bajo impacto. Por tanto, posibilita entrenar sin riesgo de lesiones y favorece la oxigenación del cuerpo al tonificar toda la musculatura.

– Ayuda a tener conciencia del aquí y ahora, localizando nuestros esfuerzos en la respiración y el control postural. Somos más conscientes de nuestro cuerpo, de nosotros mismos y de los elementos que nos rodean.

 

Asistir a 3 clases por semana de pilates sería lo recomendable. Sin embargo, esto varía en función de las necesidades y características de cada persona. Por regla general, bajo las recomendaciones de un fisioterapeuta en Pinto puede ser necesario combinar este deporte con algunas sesiones de fisioterapia a fin de trabajar la musculatura que se encuentre más atrofiada o dañada, y que precise un refuerzo.

Llevar una vida saludable no solo implica secundar una alimentación equilibrada acorde a las necesidades específicas de cada persona y practicar deporte asiduamente para mantener en óptimas condiciones la musculatura, sino que también reclama recibir ciertos cuidados de mano de especialistas.

Mantente activo ” es un buen lema. Desde el Centro Médico Mi Salud ayudamos a nuestros clientes a ponerlo en práctica a través de nuestros expertos en campos tan diversos como la fisioterapia en Pinto, la osteopatía, pilates, la podología, los tratamientos anti-estrés o la electroterapia, entre otros. Valoramos su salud y, por ello, les orientamos al respecto para ayudarles a mejorarla.